INICIO
CONOCÉ A TALVI
CIUDADANOS
PROPUESTAS
TALVI EN LOS MEDIOS
EVENTOS
QUIERO SER VOLUNTARIO
PENSANDO EN VOZ ALTA CON TALVI
CONOCÉ A TALVI
CIUDADANOS
PROPUESTAS
NOTICIAS
EVENTOS
QUIERO SER VOLUNTARIO
Un cierre en Montevideo para reanimar la militancia y el "gran desafío" del balotaje

"Estamos en la cancha, sea para gobernar, sea para acompañar gobernando en coalición, sea para controlar a un FA en minorías parlamentarias", aseguró el candidato

imagen

Donde todo comenzó. Con el objetivo de transmitir la misma esperanza que quince meses atrás cuando se inició en la política, el candidato del Partido Colorado, Ernesto Talvi, eligió volver al club Larre Borges para hacer su acto de cierre de campaña en Montevideo, un encuentro en el que animó a la militancia a jugar el partido hasta los “descuentos” y les pidió a todos que salgan a la calle a mirar a la gente a los ojos y decirles que el suyo es un proyecto “profundamente batllista”. 


Un poco más emocionado que de costumbre, y con la voz completamente afónica, el economista dijo que no saben hasta “dónde” van a llegar pero que son “imprescindibles” en el próximo gobierno.


Talvi recordó que hace un año y medio las encuestas le daban 4%, mientras que ahora los muestran como protagonistas de las elecciones. Dijo que no piensa cambiar su estrategia pese a que lo estén mostrando bajando y que una de ellas -Opción- haya señalado que los colorados caían al cuarto lugar, por debajo de Cabildo Abierto, el partido liderado por Guido Manini Ríos. Un rato antes, el candidato a vicepresidente, Robert Silva, había dicho que el "gran desafío" que tenían en estos 15 días era poder "estar en el balotaje”.

El candidato aprovechó que el gimnasio estaba desbordado pese al mal clima para endurecer sus críticas al Frente Amplio en materia de economía y seguridad, dos temas de los que más le preocupan a la población.


Dijo que había gente que estaba viviendo una “pesadilla” y que el oficialismo había “quebrado como todo lo que tocaron” el sistema de seguridad social, con la reforma del año 2008. 


Talvi dijo que en seguridad había candidatos que proponían “resultados” en seguridad que no van a ocurrir y señaló que serían “durísimos con el crimen”. “Vamos a reorganizar el Ministerio del Interior, pero no para las cámaras de televisión sino para que efectivamente podamos desarticular las bandas narcos, no entrar (a los barrios) con la televisión y que tres días después reaparezcan y se recree el delito”, señaló. 


"Estamos en la cancha, sea para gobernar, sea para acompañar gobernando en coalición, sea para controlar a un Frente Amplio en minorías parlamentarias", exclamó el líder de Ciudadanos. 

Unos minutos después, en rueda de prensa, agregó que los operativos Mirador encabezados por Gustavo Leal, el ministro en caso de que Daniel Martínez gane el gobierno, no terminan la tarea. 

Talvi también criticó que haya delincuentes que sean liberados rápido. Dijo que no servía de nada que la policía fuese muy efectiva si la Justicia los dejaba “entrar por una puerta y salir por la otra”. “Tiene que procesar, juzgar y condenar y mandar a la cárcel a todos aquellos que hayan cometido delitos graves”, subrayó y señaló que luego el sistema carcelario debía reeducar y dejar de ser un “infierno humano”.


En el final de su discurso, Talvi dijo que en las últimas tres elecciones los colorados han estado en “penitencia” debido a que en el año 2002 el presidente Jorge Batlle hizo lo que “había que hacer” y aceptó los costos de la “impopularidad” de las “medidas que había que tomar”. 

“El FA hubiera tomado el camino del default como Argentina, el FA no ha sembrado nada que requiere tiempo, es un partido electorero por excelencia”, dijo y remató señalando que los colorados estuvieron para rescatar al país con “heroismo” y que por eso podían decir que el partido “victoriosamente va”, ganándose la ovación de todo el gimnasio que terminó coreando “volveremos a ser gobierno como la primera vez”, aunque Talvi no había terminado aún su discurso. 

Reactivar la militancia

El presentador iba recorriendo el gimnasio y pedía saludos, mientras nombraba a los dirigentes más conocidos mientras desde las tribunas los sectores se hacían sentir con bombos, platillos, cornetas, matracas y redoblantes, y muchos carteles que mostraban las listas.

Los sectores estuvieron distribuidos en todo el gimnasio. En la izquierda de la cancha se ubicaron los de la lista 2000, que lidera Sanguinetti, en el centro los de la 600, que lidera Talvi y a la derecha los de la 15, encabezada por José Amorín Batlle. Sobre una de las tribunas se hicieron sentir los de la 9007, que lidera Gustavo Zubía. 

La viuda de Jorge Batlle, Mercedes Menafra, que habitualmente se sienta en los primeros lugares, eligió quedarse en una de las tribunas junto a Raúl “Mono” Batlle, uno de sus hijos y referentes de la lista 15, la histórica del expresidente. 

En la primera fila estuvieron los principales dirigentes de los sectores: Julio María Sanguinetti, el más fotografiado de la tarde, Adrián Peña, Ope Pasquet, Tabaré Viera, Susana Montaner, Carmen Sanguinetti y Conrado Rodríguez, entre otros. A un costado de ellos, muy cerca de la puerta donde Talvi ingresó, lo escuchó su esposa Isabel, que terminó al final subiendo al estrado para saludar a su esposo que terminó su discurso emocionado. 

Robert Silva ingresó al gimnasio del club Larre Borges con una bandera del Partido Colorado en la mano. El candidato a vicepresidente, que había estado afuera tocando el bombo junto a los militantes, centró su discurso en la educación y acentuó la importancia de “escuchar” a las personas del interior.

En un discurso que fue muy aplaudido, dijo que había que invitar a sumarse a votantes de otros partidos con el argumento de que el Partido Colorado era el único que podía dar "certezas" porque tenía el mejor equipo político y era el "escudo" de los débiles. “Hemos recibido ataques y agresiones que deben quedar en el pasado porque miramos el porvenir, pero saben que son porque si amos al balotaje les ganamos”, dijo en referencia a las críticas que ha recibido por una posible incompatibilidad mientras fue secretario general de la Ursea y se desempeñó como asesor jurídico en la constructora española Abengoa-Teyma.

Silva, ha hecho campaña por su lado, y pocas veces coincide con Talvi en los actos, una decisión estratégica de los colorados que los ha diferenciado del Frente Amplio y el Partido Nacional. Esas recorridas por las ciudades del interior han generado que tenga "hinchada propia", ya que el sábado había gente con banderas con su apellido. Con ellos eligió quedarse durante buena parte del discurso de Talvi. 

El acto también sirvió para hacer camaradería entre los colorados y evidenciar la unión de la renovación con la experiencia. Antes de que hablara Silva, el coordinador político de Ciudadanos aprovechó para presentar al exvicepresidente Luis Hierro López, referente en seguridad de Batllistas, con Diego Sanjurjo, uno de los técnicos de Talvi en la materia, que se quedaron charlando durante algunos minutos.

aceptar