INICIO
CONOCÉ A TALVI
CIUDADANOS
PROPUESTAS
TALVI EN LOS MEDIOS
EVENTOS
QUIERO SER VOLUNTARIO
PENSANDO EN VOZ ALTA CON TALVI
CONOCÉ A TALVI
CIUDADANOS
PROPUESTAS
TALVI EN LOS MEDIOS
EVENTOS
QUIERO SER VOLUNTARIO
PENSANDO EN VOZ ALTA CON TALVI
Talvi: “Se necesita una ley antiacomodo estatal”

Nota de El País | 30.03.2019

Ernesto Talvi, precandidato colorado por el movimiento Ciudadanos.

imagen

El economista -un hombre de recambio en el Partido Colorado con estructura política a nivel nacional- planea modificar el sistema de financiación de los partidos políticos para evitar lo que llama “acomodo” en el Estado. “¿Qué hacen hoy los partidos? Colocan a los cuadros políticos en el Estado para sobrevivir. Eso es con lo que vamos a terminar, liberando a los partidos dándoles financiamiento permanente”, dijo.

-Siendo un hombre nuevo en la política, ¿cómo se siente en lo personal tras estos siete meses con Ciudadanos?

-Muy bien. Me siento auténtico, sigo siendo la misma persona aunque dedicado a otra actividad, con entusiasmo, energía. La respuesta que estamos teniendo es formidable, que Ciudadanos siendo un proyecto tan nuevo esté donde está hoy con 40% de intención de voto en la interna colorada. Nosotros también somos un factor muy importante en el crecimiento del Partido Colorado. Todavía el 40% del electorado no nos conoce, así que tenemos un enorme potencial para seguir creciendo. El desafío en estos tres meses es que el electorado que no nos conoce, nos conozca. La predisposición a votarnos del que no nos conoce es muy alta y por eso quizás en los descuentos y de cabeza podamos ganar la interna colorada.

-¿Cómo lo ha tomado su familia?

-Queda muchísimo menos tiempo para ellos. Los hijos protestan un poco. Yo siempre fui un padre muy presente sobre todo en el diálogo y la conversación y ahora encontrar esos espacios se hace muy difícil. Pero están apoyando, acompañando porque entienden que esta responsabilidad que uno asume no la elige sino que debemos cambiar el rumbo. 

-¿Tiene estructura el movimiento Ciudadanos?

-Es extraordinariamente potente hoy. Tenemos un proyecto de país con propuestas concretas, financiables, posibles, que fueron trabajadas a lo largo de 20 años antes de mi ingreso en la política con personas formadas en las mejores universidades, que viajaron por el mundo viendo qué hicieron los países exitosos para dar soluciones a los principales problemas. Ahora le agregamos una organización política para tratar de llevar este proyecto al gobierno. Tenemos 300 profesionales y técnicos trabajando en 42 equipos en soluciones para los principales problemas, tenemos 1.300 voluntarios que no quieren militar en política, pero quieren ser protagonistas del cambio. Y tenemos una organización político electoral vocacional con representantes en todos los departamentos del país, que combina gente con experiencia con gente nueva, gente joven, hombres y mujeres que quiere inyectarle un poco de idealismo a la política. Estamos preparados hoy para competir, ganar y gobernar y si nos toca vamos a asumir el gobierno con un formidable equipo profesional y político.

-¿Cuál es el principal problema que afrontará el próximo gobierno?

-El país tiene tres desafíos inmediatos. La falta de trabajo, se han perdido 60.000 empleos en los últimos cuatro años; hay un serio problema de competitividad porque hemos tenido gobiernos de gastadores compulsivos. Un gasto absoluta y totalmente irresponsable. Se cobran impuestos altos y tarifas carísimas y como no alcanza la plata hay que salir a manguear, se pide prestado dólares, tenemos un dólar planchado, un país caro, se ha asfixiado al agro y al turismo. La inseguridad ha afectado la calidad de vida de la gente. Hay una crisis ambiental en ciernes. La mitad de los chiquilines nace en la periferia urbana y solo 16% decide terminar el liceo. A la mitad de los chiquilines no los educamos, terminan en la changa, en la informalidad, en los planes sociales o siendo semillero de los narcotraficantes. Y la consecuencia de todo esto es la fractura social. Esos son los grandes desafíos que tiene el país.

-¿Cuál es la primera medida que tomaría en caso de ser presidente?

-Poner a la economía de pie, revitalizar la inversión y crear fuentes de trabajo. Vamos a hacer una propuesta estratégica para transformar a Uruguay en un productor de alimentos. Nuestro petróleo es el campo. No tenemos que buscar un líquido negro que en 30 años nadie más va a usar. Nuestro petróleo es el agro. Uruguay puede duplicar la producción de alimentos en diez años. Tenemos que vernos como Nueva Zelanda, primero antes que nada un país agropecuario, agroexportador, también turístico y logístico, pero si le aflojamos la rienda al campo y dejamos de asfixiarlo, atrás vamos todos.

-¿Comparte la forma actual de financiamiento de los partidos?

-El financiamiento está orientado a la campaña electoral. Al momento de la pelea, de la granada, de la competencia por las sillas. El financiamiento permanente de los partidos casi no existe. Es el que te permite tener un local digno, tener cuadros gerenciales, políticos, técnicos, elaborar propuestas y programas, preparar la calidad de la oferta. Hoy se le da toda la plata a los partidos para competir y ninguna plata para los cinco años que es la etapa más importante porque es la que te prepara. ¿Qué hacen hoy los partidos? Colocan a los cuadros políticos en el Estado para poder sobrevivir. Eso es con lo que vamos a terminar, liberando a los partidos de tener que colocar a gente en el Estado para sobrevivir dándoles un financiamiento permanente que les permita subsistir. Vamos a promover una ley antiacomodo asegurándole un financiamiento permanente reasignando una parte de lo que hoy se asigna para la campaña electoral al funcionamiento durante los cinco años, exactamente lo que hacen los países desarrollados. Necesitamos cambiar la política para poder cambiar el país. No hablo de poner más dinero, sino el mismo, pero mejor distribuido. Ponemos dinero para la pelea, pero no para lo que realmente importa que es tener cuadros permanentes, un local, un gerente, preparación, elaboración de programas. Por eso los partidos para sobrevivir ubican a los cuadros políticos en el Estado durante los años que no son de campaña. Vamos a romper con ese vínculo con esta ley antiacomodo.


imagen

Foto: Leonardo Mainé

-Uno de los temas de mayor discusión en esta campaña es el cometido del Ministerio de Desarrollo Social. ¿Cuál piensa que debe ser la función del organismo?

-Debe ser un gran generador de oportunidades y no de dependencia como ha sido hasta ahora. No se puede no soñar con disminuir el gasto social, más bien habrá que aumentarlo porque la fractura social que hoy tiene el país no lo permite. Pero haciéndolo con una evaluación de impacto. Si gastamos un peso en un programa vamos a evaluarlo, pero no por parte del Mides, sino por un organismo ajeno para ver si generó el impacto. El Estado uruguayo no tiene cultura de evaluación y hay que tener un poco de respeto por el dinero de los contribuyentes. Si los resultados no se obtienen, debe haber correctivos. Vamos por el lado de crear igualdad real de oportunidades y por eso planteamos la instalación de 136 liceos públicos modelo en barrios vulnerables.

-¿Cambiaría algo de la llamada agenda de derechos?

-En buena medida vamos a mantenerla. Nosotros estamos a favor de la vida. La ley del aborto fue votada por un Parlamento legítimamente electo, se intentó derogar la ley pero no prosperó. Hay que asumir las decisiones que toma la ciudadanía. Vamos a trabajar por la vida desde la legalidad. En el caso de la marihuana la tendencia mundial es a liberalizar la producción, distribución y consumo, pero vamos a hacer dos cosas con esto. Una creo que se va a corregir ahora. Los padres y jóvenes tienen que entender que el consumo prolongado de marihuana puede generar daños muy fuertes a las habilidades cognitivas, hay que generar conciencia de los daños que puede generar, aun el consumo social si es prolongado. 

-Hay consenso en torno a que hay que reformar el sistema de seguridad social. ¿Debe ser una prioridad para el próximo gobierno? 

-Va a tener que ser prioridad. Hay que tener un sistema de protección social moderno donde se reconozca que las relaciones de trabajo han cambiado, que el ciclo de vida no es tan simple como antes. Esta modificación requiere que sea financieramente sustentable y para eso no hay que centrarse en la edad de retiro. 

-Si no ganara la interna colorada en junio, ¿qué pasos daría de cara a la elección nacional?

-Estamos en esto por una sola cosa: tratar de cambiarle el rumbo al país. El compromiso es con los cambios allí donde nos toque. Si nos toca gobernar vamos a estar liderando una coalición política que espero que reemplace a la que hoy nos gobierna que está completamente agotada. Si no estaremos dándole apoyo a una coalición política que liderará el Partido Nacional. Y si nos toca ser oposición porque ganara el Frente Amplio sin mayorías parlamentarias, seremos responsables y aseguraremos gobernabilidad a cambio de sensatez. La sensatez no es hacer la plancha sino tres o cuatro transformaciones fundamentales.


“A la gente no se la puede tragar la tierra”

imagen

El economista Ernesto Talvi ha hablado reiteradamente sobre el papel que considera que deben desarrollar las Fuerzas Armadas de cara al futuro. Pero además, uno de los aspectos que más le preocupa es cerrar las heridas de la sociedad. Acerca de ello, dijo a El País que “proponemos un amplio debate sobre el rol de las Fuerzas Armadas. Y con ese debate lograremos cerrar una herida aún abierta en la sociedad y un capítulo muy trágico en la historia del país. Lo que no se va a poder cerrar nunca es el derecho de las familias con personas desaparecidas a saber qué pasó. A la gente no se la puede tragar la tierra. Los familiares de los desaparecidos tienen que poder hacer duelo, saber qué pasó. El país no puede darse el lujo de dejar de averiguarlo”. Asimismo, sostuvo que en el debate social que propondrá debe definirse el equipamiento, el entrenamiento y otros aspectos de la futura tarea de los militares.

"No va a gobernar el que grita más fuerte”

Una de las preocupaciones de Ernesto Talvi es la relación con el Pit-Cnt. Consultado, indicó que va a mantener un diálogo con los sindicatos como con el resto de los actores sociales, pero aclaró que “el que gobierna es el que fue legítimamente electo. No gobierna el que grita más fuerte. El gobierno tiene la obligación de gobernar para los ciudadanos y no para intereses corporativos. Va a haber un buen vínculo, diálogo con los sindicatos, pero dentro de los compromisos que asumamos ante la ciudadanía. La transformación productiva, la reforma educativa van a ir para adelante en diálogo con los sindicatos, pero si no se llega a un acuerdo vamos a ir para adelante para intentar revertir 70 años de decadencia”. En su lanzamiento de campaña, Talvi dijo que se propone “terminar con la prepotencia sindical” y que también se propone derogar el decreto que considera la ocupación como una extensión del derecho de huelga.


aceptar