#Coalición DelCambio
INICIO
CONOCÉ A TALVI
CIUDADANOS
PROPUESTAS
TALVI EN LOS MEDIOS
EVENTOS
QUIERO SER VOLUNTARIO
PENSANDO EN VOZ ALTA CON TALVI
#Coalición DelCambio
CONOCÉ A TALVI
CIUDADANOS
PROPUESTAS
NOTICIAS
EVENTOS
QUIERO SER VOLUNTARIO
Ernesto Talvi: “El Estado frentista gasta mucho y gasta mal”

Molesto porque ni el oficialista Daniel Martínez ni el blanco Luis Lacalle Pou quieren debatir con él, el candidato colorado Ernesto Talvi conversó con El País sobre el resultado de las recientes encuestas y sobre sus propias mediciones, que según él lo colocan muy cerca del nacionalista.

imagen

-¿Por qué ni el oficialista Daniel Martínez ni el blanco Luis Lacalle Pou quieren debatir con usted? 


-No sé por qué no quieren debatir con nosotros. (Oscar) Andrade y yo debatimos, reinauguramos después de 25 años la sana costumbre de debatir en democracia. Aparentemente nadie nos quiere dar el espacio para poder concretar nuestros proyectos, ideas, diagnóstico, y el mapa del futuro que le estamos ofreciendo a la ciudadanía, que es el pequeño país modelo que vamos a construir para nuestros hijos ahora para el siglo XXI. Quizás y digo quizás, un debate dejaría en evidencia que otros no tienen ese proyecto de país, esa sociedad que queremos construir y nosotros sí.


-¿Se sintió representado por el candidato blanco Luis Lacalle Pou en el debate de TV de esta semana?


-No. En ningún sentido y bajo ningún concepto. Somos muy distintos en nuestros estilos de liderazgo, nuestro proyecto es distinto, nuestro proyecto es un mapa del futuro (...) Nuestras propuestas son una suma de partes, es un puzzle que cuando uno las pone todas juntas lo que ve es el mapa del futuro, ve a la sociedad que queremos construir, eso requiere que la cosa funcione con intérpretes, con una partitura, y con un director de orquesta para que suene bien.


-¿Y en Lacalle Pou eso no lo ve?


-Tú me pediste que especule por qué no se animan a debatir y una de las razones, la única con la que quiero especular, es que quizás no tenga para ofrecer lo que nosotros sí tenemos para ofrecerle a la ciudadanía que es el mapa del futuro, un destino, un rumbo, una sociedad distinta a la que vivimos, un pequeño país modelo.


-Como un eventual socio de Lacalle Pou, ¿conoce el contenido de la ley de urgente consideración que pretende enviar al Parlamento en caso de convertirse en presidente de la República?


-No, todavía no la conozco. No la hemos analizado.


-¿Le gustaría conocerla?


-Preferiría, hasta el 27 de octubre, que no. La ley de urgente consideración es un vehículo jurídico para tratar de llevar adelante una serie de transformaciones, pero eso no es nada en sí mismo, es un dispositivo jurídico. A mí lo que me importa es lo que va a llevar adentro.


-¿Y qué debería contener esa ley? 


-Lo que debe llevar adentro son las cuatro o cinco transformaciones fundamentales que necesitamos para construir ese mapa del futuro para construir la sociedad en la que queremos vivir. Vamos a terminar con la diplomacia de cóctel, la diplomacia uruguaya va a ser comercial como la de Nueva Zelanda o Chile al servicio del desarrollo del país para abrirle camino a nuestros productos. Vamos a redimensionar el Estado y a reorganizarlo porque este Estado frentista (sic) gasta mucho y gasta mal, queremos un Estado batllista, fuerte, que cumpla con sus cometidos de dar buena educación, salud, seguridad y promover la justicia social. Y que lo haga sin asfixiar a la actividad privada que hoy está asfixiada por los impuestos y las tarifas, el gasoil, la electricidad, por un tipo de cambio poco competitivo que hace que hayan cerrado 7.000 empresas en los últimos cinco años, micro, pequeñas, medianas y grandes que dan el 90% del empleo. Vamos a ponerle el cascabel al gato a los monopolios públicos, vamos a transformar la forma en que se organizan y funcionan las empresas del Estado y producir a precios internacionales que permitan a nuestra producción competir y producir desarrollo legítimo. Vamos a modificar el ámbito de las relaciones laborales preservando el Consejo de Salarios y vamos a proteger el derecho de los trabajadores y también el derecho a trabajar.

imagen

-¿Todo eso en la ley?


-No tengo problema en darle la posibilidad. A eso hay que agregarle la reorganización del Ministerio del Interior, hay que agregarle la transformación educativa y hay que agregarle a eso, la reforma del sistema de seguridad social. Todas ellas son parte de un sistema integrado que pensó primero en la sociedad que queremos construir y luego las propuestas se generaron y se integraron para lograr ese cometido. Si la ley contiene las propuestas que hay que hacer, muy bien, eso es lo que vamos a discutir. Quizás algunas no correspondan tratarlas en una ley de urgente consideración, quizás algunas sí.


-¿Cómo piensa amalgamar en esa eventual coalición su visión humanista sobre la seguridad pública y la del blanco que es más focalizada en el delito y en la criminalidad?


-Veremos, nosotros tenemos un paradigma muy claro: durísimos con el crimen, durísimos más aún con las causas del crimen. Nadie crea que por ser humanistas vamos a ser blandos. Vamos a ser durísimos con el crimen; ley y orden, pero de allí a mandar a las personas privadas a cárceles donde se violan sistemáticamente los derechos humanos, donde las personas que entran, entran a infiernos humanos donde terminan saliendo más conectados con redes criminales y más violentas de lo que entraron, no. Eso va en contra de la doctrina humanista, es muy poco inteligente porque lo que tenemos que lograr mientras las personas están privadas de libertad, es reintegrarlas.


-¿En qué lugar se visualiza el 1° de marzo de 2020?


-Donde la ciudadanía me coloque. Si nos toca estar en Torre Ejecutiva de Presidencia de la República asumiremos la tarea con responsabilidad y con alegría, y si nos toca estar en el Senado, estaremos desde allí trabajando para empujar por los cambios impostergables que el país necesita. A nosotros no nos mueve el poder.

-En caso de no alcanzar el balotaje y plantearse un acuerdo de coalición ¿aceptaría un cargo como ministro?


-En la medida que siempre esté al servicio de un proceso de transformación profunda, estoy al servicio del país.



-El Partido Colorado va a estar peleando por un lugar en el balotaje, de eso tengo la certeza. Las encuestas, que yo no cuestiono y respeto porque son todas serias, difieren en su metodología, pero todas son muy profesionales y serias, tampoco las cuestioné en las internas cuando un mes antes una encuesta nos daba 40 puntos por debajo del expresidente Julio María Sanguinetti. Todas me daban abajo, menos una. Ganamos por 21 puntos. Así que nosotros vamos a trabajar para estar en el balotaje y creo que el Partido Colorado va a estar peleando por un lugar en el balotaje y por la posibilidad de ser quien conduzca la coalición. La coalición es una herramienta para gobernar, por ende es para después de las elecciones de octubre, por ende (Guido) Manini, (Edgardo) Novick que son partidos nuevos, vamos a ver después de octubre qué representación tienen en el Parlamento.


-¿Se están equivocando las encuestas que marcan eso?


-Se equivocaron en la interna, perfectamente podría ocurrir que se estén equivocando hoy también, de vuelta; los números que nosotros manejamos internamente tal y como venimos haciendo desde octubre de 2018 con una metodología que desarrollamos y que es seria, nos están marcando otra cosa. No digo que se estén equivocando, puede ser que nos estemos equivocando nosotros, lo que digo es: nosotros estamos trabajando con otros números. 


-¿Cómo es la metodología de sus propias encuestas que según supo El País lo colocan con un 18% tras el Partido Nacional (22%) y el Frente Amplio (35%)? 


-Es sobre la base de plataformas digitales que algunas de las encuestadoras del país creo que una solamente se basa en plataformas digitales, pero la construimos con seriedad y nos da una información semanal de dónde estamos parados y nos sirve como guía, por eso no digo que están equivocadas, digo que tenemos otros números.


“Las coaliciones son buenas, necesarias y sanas”


-Varios ministros están realizando campaña política. ¿Qué opina? 


-Es algo que yo preferiría que no ocurra porque entiendo que hay un conflicto de interés entre ocupar un cargo y tener una responsabilidad gubernamental y a la vez estar aspirando a un cargo. Calculo que con la responsabilidad que tiene un ministro es una responsabilidad full time, es un trabajo de tiempo completo, no puede ser un trabajo de tiempo parcial en el que estamos dedicando tiempo a la campaña. 


-Justamente, hay dos ministros que coinciden en que Lacalle Pou “no califica” para el cargo de presidente, porque entienden que no se ha destacado por su trabajo.


-No coincido en lo más mínimo. Sabe por qué el doctor Lacalle Pou califica como candidato a presidente, porque hay un montón de gente dispuesta a votarlo, acá quien decide quien califica para candidato a ejercer el honor para representar desde la Presidencia a la ciudadanía son los ciudadanos, así que punto final. 


-¿Quién está más calificado, usted o él?


-Yo no voy a juzgar si yo soy más calificado o no (...) nadie es nunca mejor en todo, por eso los equipos son buenos, es decir, uno puede estar más preparado en algunas dimensiones y el otro preparado en otras y por eso las coaliciones son buenas, necesarias y sanas.

“Somos un rival más difícil” que los blancos

¿A qué le atribuye la baja en las últimas encuestas? ¿A su alejamiento de la campaña por el “pinzamiento” o por ejemplo, por la decisión adoptada sobre el senador Pedro Bordaberry? 


-Me cuesta teorizar sobre una baja que nosotros no sentimos que ocurrió. Quiero esperar a otras encuestas, para ver qué es lo que marcan y luego hacerme una composición de lugar. Lo que sí tenemos claro es que hay mucha fluidez, las encuestas suben y bajan, pero diría que si fuera a elegir un factor, si esa baja circunstancial hubiera ocurrido, es que los contrarios juegan. Que hasta las internas no éramos rival para nadie ni siquiera para el doctor (Julio María) Sanguinetti, después de que pasamos a ser rivales, el Frente Amplio empezó a visualizarnos a nosotros como el gran rival a destruir. Sabe que si el Partido Colorado va al balotaje, ganamos, entonces orientan todas las baterías, toda la artillería contra nosotros. ¿Curioso no? Porque si el Partido Nacional es quien va a liderar con tanta ventaja, ¿por qué se orientaron todas las baterías del Frente Amplio contra el Partido Colorado? porque saben que en el balotaje les ganamos (...) Nosotros somos un rival mucho más difícil para el Frente Amplio que el Partido Nacional. 


-En filas del Batllismo hoy siguen cuestionando que dedicó mucho tiempo a recorrer el interior y asistir solo a actos de su lista, la 600. El lunes reunió a sus referentes y algunos parecen seguir molestos. Dicen que faltó “aliento” y un mensaje de “unidad”. ¿Cómo va a zurcir esas diferencias?


-No me consta eso. La 600 es una lista nueva, la 2000 tiene una gran trayectoria y la 15 mucho más. Tuve un pequeño contratiempo, entonces se nos corrió el calendario.

aceptar